EL FENÓMENO DE LA NIÑA 1998-1999

Características climáticas de Chile previstas para el primer semestre de 1999


Estado Actual de La Niña

La temperatura superficial del mar en la región del Pacífico ecuatorial central ha continuado mostrando anomalías negativas, pero con una intensidad ligeramente menor que aquellas observadas durante diciembre de 1998 y enero de 1999, lo que indica que el evento frío conocido como La Niña, ha alcanzado su máxima etapa de desarrollo durante esos meses. La temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial central ha registrado sus mayores anomalías negativas entre el 16 de diciembre de 1998 y el 06 de enero de 1999, con -1.7 °C por debajo del promedio. La región oceánica más occidental alcanzó a fines de enero la mayor anomalía negativas con -1.8°C, respecto a la temperatura media observada (26.2°C). La zona costera de Ecuador y Perú, por primera vez mostró anomalías negativas de la temperatura superficial del mar, cercanas a -1 °C, durante la tercera semana de enero pasado y de menor intensidad el resto del período.

Pronóstico de la Niña 1999

De acuerdo a los resultados de los modelos de pronóstico estacional de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial central, que actualmente desarrollan los distintos centros mundiales de investigación, señalan que durante el período de febrero-marzo-abril, continuará el enfriamiento, entre 1 y 2 °C por debajo la condición normal. Posteriormente continuará una etapa de decaimiento del evento frío, sin precisar aún si se prolongará más allá de julio de 1999.

Perspectivas Climáticas

De acuerdo a los actuales resultados proporcionados por los distintos modelos de pronóstico climático (acoplados y estadísticos) referente a la evolución del evento La Niña 1999 y los resultados de los estudios históricos acerca de los efectos que tienen los episodios fríos en el clima de Chile, se espera que las condiciones meteorológicas durante los próximos tres meses continúen favorables a la ausencia de precipitaciones en la región central y sur del país, abarcando un área desde la latitud 40°S al norte. Lo anterior se fundamente en la intensificación que presenta el anticiclón subtropical del Pacífico suroriental cada vez que aparecen los enfriamientos de agua de mar en el Pacífico ecuatorial central, impidiendo el normal desarrollo de nubosidad y el desplazamiento de los sistemas frontales por la zona central de Chile. Para la zona sur-austral, la probabilidad es alta que se origine una mayor actividad frontal y de precipitaciones, especialmente al sur de la latitud 45°S. La región altiplánica del norte de Chile, tiene una alta probabilidad de presentar un incremento de lluvias por sobre el valor normal, especialmente entre los meses de febrero y marzo de 1999. Referente a la temporada de lluvias invernales en la zona central de Chile y basados en los actuales resultados de los pronósticos climatológicos, existe una alta probabilidad que durante la primera mitad del invierno de 1999 (abril-mayo-junio), se presente con una condición pluviométrica por debajo de la condición normal. Con relación al escenario climático durante la segunda mitad del invierno de 1999 (julio-agosto-septiembre), aún no es posible conocer la condición pluviométrica más probable para esos meses, debido a que los antecedentes que se disponen en estos momentos son insuficientes para establecer cuál será el patrón de circulación atmosférico dominante. Con respecto al comportamiento de la temperatura del aire al nivel de la superficie, existe una alta probabilidad que en los próximos tres meses, se manifieste un ligero enfriamiento en la costa norte y central del país, con valores cercanos a 1 °C por debajo del promedio. Posteriormente, dichos enfriamientos tenderán a desaparecer, normalizándose las condiciones térmicas.

Juan Quintana Arena
Meteorólogo

16 febrero 1999